Tarta despedida de soltera

Bueno, bueno, bueno… hoy os traigo algo gracioso. Os presento la tarta de despedida de soltera que he hecho para mi gran amiga María Eugenia que se casa con el amor de sus amores Johannes el 25 de mayo. La verdad es que estuve dándole muchas vueltas sobre el diseño, porque no quería hacer algo vulgar, quería que fuese gracioso pero sin caer en lo ordinario. Entonces me acordé de una máquina de cóndones que un día vi en Francia, donde salía un pene con ojitos, con su preservativo puesto y una linterna, y recuerdo que me pareció la mar de divertido. Así que pensé que era una buena idea eso de hacer un pene en fondant con carita de pillín. A ver que os parece 😉

Tarta despedida de soltera

Pene gracioso en fondant

Tarta graciosa despedida de soltera

A mi amiga le encantó, y además estaba buenísima. Era un bizcocho de nutella relleno de nocilla blanca. Otro día os doy la receta.

Os dejo también unas fotillos de mi amiga María Eugenia con la tarta. Por cierto, la disfrazamos de deportista y las demás eramos el jurado que puntuaba sus pruebas. Pasamos una noche estupenda! que con esto del embarazo y la niña hace que no salía con mis amigas un millón de años. Fue un gustazo poder estar juntas otra vez, sólo falto mi Pauli que no pudo venir 😦 Os quiero chicas, ya lo sabéis. Muaaac!

IMG_7334

IMG_7339

Galletas americanas de chocolate y nueces

Hola a todos!

He vuelto! Después de tanto tiempo sin escribir ni un solo post por fin encuentro un momentito y una excusa para publicar una recetilla. Han pasado más de 6 meses desde que os dejé la receta de mi pastel árabe, yo por entonces tenía una barriga enorme y ahora tengo a mi niña aquí al lado dormida. Mi hija Inés que ha llegado a mi vida revolucionándolo todo, cambiándolo todo, llenándolo todo… No me deja ni un segundo de descanso, porque ella es tan bonita como polvorilla, y me tiene agotadita. Pero al mismo tiempo, aunque es agotadora, es igualmente adictiva. Si señor, mi hija es adictiva, y cuando al fin se duerme y tengo un momento para mí, entonces es cuando no puedo dejar de mirarla. Y aunque me digo a mi misma que es mejor que siga durmiendo que así yo podré descansar, por otro lado estoy deseando que se despierte para verla de nuevo sonreir. Que más os puedo decir, que estoy completa y absolutamente enamorada de mi hija 🙂

Os dejo una fotillo de ella

La receta que hoy os voy a dejar es casi tan adictiva como hija, las famosas y super típicas galletas de chocolate’n’nuts.

INGREDIENTES:

250 gr de mantequilla a temperatura ambiente

125 gr de azúcar

125 gr de azúcar moreno

1 cucharadita de esencia de vainilla

2 pizcas de sal

2 huevos medianos

400 gr de harina

3 pizcas de bicarbonato sódico

200 gr de chocolate en trocitos

50 gr de nueces en trocitos (o avellanas)

PREPARACIÓN

Batir en primer lugar la mantequilla y el azúcar hasta obtener una consistencia esponjosa y luego añadir el resto de ingredientes líquidos (huevos y esencia de vainilla). Luego iremos incorporando la harina con el bicarbonato hasta que tengamos una masa homogénea. Yo que no tengo la super kitchen aid, ni tampoco una amasadora, comienzo a incorporar la harina con las barillas de batir y cuando ya está más espesa y cuesta más utilizo las barillas en s. Y por último incorporo las nueces y el chocolate en buenos trozos.

En la bandeja del horno voy poniendo bolas y las aplasto, o bien utilizo un molde de galletas. Las podéis hacer de la forma que queráis, pero tened en cuenta que en el horno se derretiran así que hay que dejar bastante espacio entre unas y otras, y yo no las haría muy finas.

Se ponen en el horno precalentado a 200 grados, unos 9 minutos. Cuando salen del horno tienen que estar doraditas pero blandas. Hay que dejarlas enfriar mínimo 10 minutos.

La foto es de hace un montón de tiempo aunque hace unos días las hice para mi amiga Marina y su novio como agradecimiento por acompañarme en el parto. Es que ella está estudiando medicina y tuvo el detallazo de venir a estar conmigo al hospital y ver nacer a mi niña.

Espero que os guste la receta. Desde luego, si os gustan las típicas galletas chips ahoy, estas están mil veces más buenas.

Torta árabe de dátiles y nueces

Sé que ahora mismo estaréis todos/as haciendo torrijas, que es lo que pega en esta época. Pero yo como soy muy poco convencional, además de que estos dulces tan tradicionales los hace mejor mi madre, pues he hecho uno de mis dulces favoritos y más repetidos: la torta árabe de dátiles y nueces.

Este bizcocho o torta lo empecé a hacer hace ya muchos años cuando vivía en Grenoble, Francia. Resulta que mis amigas Bárbara, Marisa y yo, alquilamos un piso que pertenecía a una joven familia de origen árabe, no sé de que país. La verdad es que eran encantadores y se portaron muy bien con nosotras.

Estas somos Bárbara, Marisa y yo, celebrando la inauguración de nuestro piso.

El caso es que la propietaria hacía unos pasteles de locura, típicos pastelitos árabes y siempre nos traía para que probáramos, incluso una vez nos preparó un tajin para nosotras. Y un día trajo un trozo de este bizcocho. Cuando lo probé me fascinó, me gustó tanto que le pedí la receta. He de decir que la receta que ella me pasó era más contundente, era más torta que bizcocho porque llevaba más harina, yo lo adapté un poco para que fuera más suave y esponjoso. La receta es la siguiente:

INGREDIENTES

  • 3 huevos
  • 80 g de azúcar
  • 100 gramos de mantequilla (derretida)
  • 125 g de harina
  • 1 cuchara de levadura
  • 1 cuchara de agua de azahar
  • 1 cuchara de canela
  • 150 g de dátiles en trocitos
  • 100 g de nueces en trocitos
  • una pizca de sal

Por un lado mezclamos la harina con la cucharada de canela y la cucharada de levadura. Y por otro lado calentamos la mantequilla. Cuando tengamos todos la mantequilla derretida empezamos batiendo los huevos con el azúcar y la pizca de sal, y luego poco a poco añadimos la mantequilla, que estará líquida, y la cucharada de agua de azahar. Cuando ya tenemos todos los líquidos vamos añadiendo la harina con la canela y la levadura y por último, y ya sin batir sólo moviéndo con una pala o una cuchara, incorporamos los trocitos de dátiles y nueces.

Echamos esta mezcla en un molde y se deja en el horno 30 minutos a 170º.

Como veis es ultra fácil de hacer, se hace en un periquete y la verdad es que está buenísimo.

Espero que os haya gustado.

Que os aproveche 😉

Cookies de muuuucho chocolate!

Estas galletas están hechas bajo la premisa de que : DOBLE DOSIS DE CHOCOLATE ES SIEMPRE MEJOR QUE UNA!

Creo que he hecho las cookies de chocolate más buenas del mundo! Y todo empezó porque el otro día mi profe de pintura, María José, me mandó un enlace sobre una tienda donde se supone que venden la mejor tarta de chocolate del mundo. Y allá que fui yo con mi marido Antonio para catarla. Dos veces fuimos y por dos veces que me quedé con las ganas: la primera porque la tienda estaba cerrada y la segunda porque no les quedaba ni una sola porción. Así que, para no quedarme con el antojo y que a mi niña le salga una tableta de chocolate en la frente, decidí hacer unas cookies de chocolate. No sé como estará la tarta, pero lo que os puedo asegurar es que estas galletas están de pecado mortal.

Os diré que no son galletas crujientes como las que compras en el super sino que son tipo americanas más blandas, de hecho por dentro son tiernas y suaves, una pasada en serio! Y además llevan muuuuuuuuucho chocolate. Así que esto es un mensaje a todos los adictos al chocolate del mundo “estas son vuestras galletas”

La receta es del maravilloso libro de cocina que me regaló mi cuñada Tati de recetas neoyorkinas. Así pues, sin más dilación, aquí va la receta.

Ingredientes:

  • 250 gr de chocolate para fundir
  • 250 gr de mantequilla sin sal
  • una cucharada de café
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 2 pizcas de sal
  • 250 gr de azúcar moreno
  • 4 huevos medianos
  • 375 gr de harina
  • una cucharadita de levadura en polvo
  • 250 gr de chocolate negro en trocitos (yo utilicé el mismo de fundir)

Elaboración:

En primer lugar ponemos en un cazo a fuego lento o en el micro, la matequilla el chocolate de fundir y las dos cucharadas de cacao en polvo. Cuando ya esté todo derretido le echamos la cucharada de café, que si no tenemos pues ponemos de agua. Por otro lado, en un bol batimos los huevos con las dos pizcas de sal y le incorporamos el azúcar moreno. Esta mezcla tiene que subir, se debe de quedar espumosa y batirlo no menos de un minuto. Y por último vamos añadiendo a los huevos alternativamente, la harina (que estará mezclada con la levadura) y el chocolate derretido. Para terminar incorporamos los trozos de chocolate.

Hay que dejar enfriar la masa en el frigo al menos durante 3 horas porque es muy pegajosa, así que cuanto más fría mejor. Y aun así terminaréis con las manos pringosas de masa de chocolate. Lo mejor y más rápido es coger un trozo de masa con una cuchara y hacer bolas que iremos poniendo en la bandeja sobre papel de hornear. Dejar espacio suficiente entre bola y bola de chocolate porque estas se derretirán y cogerán forma de galleta claro.

El horno debe estar precalentado a 200º y se hornearán durante 9 minutos.

Al salir del horno estarán super blandas, es así, no os preocupéis. Hay que dejarlas enfriar unos diez minutos por lo menos.

Y ahora a golosear!

Bon appétit mes amis!

Tarta de Muñeca Tarta de Fresa

Hola a todos! Hoy no os dejo ninguna receta sólo quiero presentaros mi última creación. Esta tarta la hice con mucho cariño para el cumpleaños de la sobrina de Rocío que cumplía un añito y que es una monada. Por lo visto la tarta fue un éxito y ya no quedan ni las migas, de hecho la pobre Muñequita Tarta de Fresa ha perdido un pie, aunque no me extraña yo también me lo hubiese comido sobre todo sabiendo que el zapato es de fondant de chocolate.

Espero que os guste. Un abrazote a todos!

OBSESIÓN SABOR FRESA parte 2: Crema Pastelera de Fresa

Siguiendo con mi pequeña obsesión con el sabor a fresa, os explico como hago la crema pastelera con sabor a fresa, es muy muy sencillo.

Ingredientes:

  • 275 ml de leche
  • 225 ml de zumo de fresa (o con fresas naturales o con fresas confitadas bien escurridas o mermelada de fresa)
  • 50 gr de azúcar
  • 15 gr de harina (una cucharada)
  • 15 gr de maicena (2 cucharadas)
  • 2 yemas

En primer lugar, mezclo el azúcar con la maicena y la harina. Esto lo hago para evitar los grumos de la maicena y la harina. Luego lo mezclo con el huevo y si hace falta con un poco de leche, guardo un poco de leche para enjuagar el cacharro donde he hecho esta mezcla. Mezclo el resto de la leche con el zumo de fresa y lo caliento en un bol en el microondas. Cuando ya está caliente añado la mezcla anterior enjuagandolo bien con el poquito de leche que me he guardado y lo mezclo todo bien. Lo vuelvo a meter en el micro y lo voy calentando. De vez en cuando lo paro y lo muevo hasta que espese y se quede cremosa.

Y ya está! Ya tenemos crema pastelera con sabor a fresa!

Si queréis intensificar el color o el sabor podéis probar a echarle un poco de colorante o extracto de fresa. Pero así tal cual queda estupenda.

En realidad, imagino que se podrá hacer con cualquier otro sabor o fruta. Así que si experimentáis y me queréis contar vuestros resultados soy toda oídos, bueno más bien ojos! 😉

Pongo una fotillo, aunque no es muy buena, pero es la única que tengo.

OBSESIÓN SABOR FRESA parte 1: Bizcocho de Fresa

(Este es un trozo de la tarta de San Valentín)

Tengo que confesarlo, tengo una pequeña obsesión… el sabor a fresa en la repostería. Es muy muy fácil encontrar recetas de bizcochos con sabor a limón, chocolate, canela,… pero con sabor a fresa…??? Y lo mismo me pasa con las cremas de relleno. Cada vez que metía en google receta bizcocho de fresa encontraba un montón de recetas de bizcochos con trozos de fresa, o con yogur de fresa, pero que a mi gusto no daban mucho sabor. Así que después de investigar un poco he dado con una receta que de verdad sabe a fresa. La he cogido de un blog en inglés pero yo os pongo aquí mi propia versión con las medidas en gramos y mililitros. Si alguien quiere echarle un vistazo es esta: http://adashofsass.com/2009/03/01/homemade-strawberry-cake/

Antes de empezar os explico 3 cositas:

Lo primero es que el color no queda así al natural, yo le he echado colorante rojo en una ocasión y colorante rosa en otra.
En segundo lugar, la receta del blog “A dash of sass” es con fresas naturales, como no había la primera vez que lo hice, yo lo he hecho con fresas en conservas y mermelada de fresa, luego he disminuido la cantidad de azúcar para que no fuese demasiado dulce.
Y por último, es bastante cantidad de masa. Es para un molde grandecito de tarta, o bien lo que suelo hacer yo, un molde normal y luego hago 5 o 6 magdalenas con lo que me sobra.

Pues aclarado esto, empecemos.

Ingredientes:
•    360 gr de azúcar si utilizáis fresas en conserva (2 cups si usáis fresas naturales)
•    450 gr harina (3 cups) de harina bizcochona o de harina normal y un sobre de levadura
•    200 ml de aceite de oliva (¾ cup)
•    400 ml de puré de fresa (1 ½ cup)
•    1 cucharilla de aroma de fresas (opcional)
•    Ralladura de un limón pequeño
•    4 huevos XL o 5 normales
•    1 cucharadita rasa de colorante alimentario (opcional)

Lo primero que hago es poner a escurrir las fresas de todo el almíbar para que el puré no me salga muy líquido. Para conseguir 400 ml normalmente pongo un bote de fresas en almíbar de 700 ml y añado mermelada de fresa hasta conseguir los 400 ml. Mezclo las fresas y la mermelada en la batidora.
Cuando ya tengo los ingredientes preparados, empiezo batiendo los huevos y el azúcar. Luego voy añadiendo el aceite poco a poco como si estuviese montando una mayonesa. Después pongo el puré de fresa, la ralladura de limón, el extracto de fresa y el colorante. Por último, añado la harina y la levadura poco a poco.
El horno lo he precalentado a 170º y pongo el bizcocho unos 45 minutos. Si hago cupcakes con 15-20  minutos están hechos.

(Este bizcocho es más clarito porque le puse colorante rosa y a la de San Valentín le puse colorante rojo)

Espero que os guste la receta.

Besos!!!